Tu madera te necesita

Sobre todo la que sufre continuamente agresiones del exterior, necesita que la
protejas, y la mejor manera es el LASUR, un producto que además posibilita el
mantenimiento de sus propiedades estéticas con el paso del tiempo. El sol, la
lluvia, la humedad actúan sobre ella y tú puedes transformarla en
una madera más resistente, natural y duradera.
Aunque inicialmente apareciendo los lasures con base disolvente, durante los
últimos años, con la lógica demanda de productos que no causen daño al
medio ambiente, se van sustituyendo por formulaciones en base agua.

Lasur base agua, un producto natural

Estos productos recubren la madera sin formar película, no cierran el poro por
lo que permiten el intercambio de vapor de agua entre la madera y el exterior.
Dejan a la vista la veta de la madera, aún cuando tengan algunos pigmentos, lo
cual resalta sus características naturales. Una de sus muchas ventajas es que
se degrada paulatinamente con lo que su mantenimiento no requiere la previa
eliminación del producto . El lasur base agua con respecto al de base
disolvente tiene mayor penetración y un sistema de secado más rápido; posee
mayor adherencia y mayor elasticidad y su permeabilidad permite la salida de
la humedad excesiva de la madera (que suele provocar la pudrición).
Su consumo ha ido creciendo día a día hasta convertirse en la mejor opción
para proteger la madera.
En Senave colaboramos con fabricantes líderes en la fabricación de estos productos, como Xylazel o Zenko, con
una amplia gama de fondos y acabados en distintas tonalidades.